Filtrar productos

La uva es recolectada manualmente y se utilizan cajas de plástico de 10/15 kg, ya que consiguen que la uva llegue prácticamente entera a la bodega. Una vez allí la uva es seleccionada en mesa. Después los racimos pasan por la despalilladora, donde se separa los granos de uvas de los raspones, ya que estos aportarían sustancias astrigentes vegetales herbáceas, entrando en seguida en los depósitos de fermentación. Cada variedad de uva se fermenta de forma separada, para mantener las características y las notas de expresión que cada variedad tiene. Lo más importante para la bodega es la trazabilidad y el control de la temperatura, tanto en la recepción de la uva pasándola por la cámara de refrigeración, como en el proceso de elaboración con los depósitos refrigerados. La cata y clasificación de los mismos por su enólogo, culmina con la síntesis de los resultados deseados. En Bodegas Luzón trabajan los aspectos esenciales para la obtención de una calidad que hace de las cosechas, unos vinos excelentes.
Mostrar:
Ordernar por: